J.L.B. y Rivero. Portando pancartas, cuyos mensajes rechazaban el intento de darle muerte a los canes callejeros, decenas de defensores de animales protestaron en los exteriores de la Gerencia Regional de Salud de Arequipa (Gersa).
Para los miembros de los colectivos, la declaratoria de emergencia sanitaria por la rabia es una puerta abierta para darles la eutanasia a los perros que deambulen por las calles. Incluso el alcalde de Mariano Melgar, Edwin Martínez, deslizó la idea con el propósito de frenar el avance del virus de la rabia que contagió a 32 perros en la ciudad. Algunos de los protestantes dijeron que la solución de la rabia no pasa por la eliminación, sino por estrategias como la vacunación, esterilización y tenencia responsable de los perros.

 

Foto: radio Yaravi

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

Buscas casa
aire acondicionado

Publicidad