MIRAFLORES. Una fiesta religiosa, sin alcohol ni comercio ambulatorio, se observará el primero de mayo, cuando cientos de fieles arequipeños acudan al sector de “Chapi chico”, en el distrito de Miraflores.
Las medidas fueron adoptadas ayer por Germán Torres Chambi, alcalde de Miraflores, jefes de las comisarías de este distrito, y el párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Chapi.
“Esta actividad más que una fiesta es un acto de fe”, dijo Germán Torres. Para evitar que los mercaderes infringan estas medidas, los policías de las tres comisarias de este distrito se instalarán por los alrededores de esta iglesia a fin de evitar que los comerciantes instales sus puestos de negocio. De igual manera, estos oficiales velarán por la seguridad de los miles de fieles que acudan ese día.
PROHÍBEN FIESTAS
El martes 16 de febrero, la municipalidad de Miraflores aprobó la Ordenanza Municipal N° 247, donde prohíben el uso de las vías públicas para realizar fiestas costumbristas. Se estima que alrededor de 70 fiestas patronales como cruces, cortamontes, entre otros serán canceladas en todo el año. “Es una medida preventiva”, dijo Torres.

Texto: Alexis Choque Sarmiento
redaccion@editoramultimedios.pe

inmobiliaria
vitplanet

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad