ISLAY. Un grupo de vecinos del sector ubicado cerca al Nodo Energético Puerto Bravo de Samay I, entre Mollendo y Mejía, denunció la tala de árboles en el frontis de la mencionada empresa generadora de energía eléctrica.
Al lugar de los hechos llegó el procurador de la Municipalidad Provincial de Islay, Dr. Juan Carlos Huanca Molero, y el gerente municipal, Carlos Zuloeta Mejía.
Los pobladores señalaron que se les dijo en los talleres que estos inmensos árboles no iban a ser talados porque su altura, de alguna forma, evitaría los efectos negativos que podrían generar las turbinas, como el ruido y algunos residuos.

100 ÁRBOLES TALADOS
“Hay que determinar si se trata de una tala ilegal o una acción contra la ecología, por ello, como municipio, vamos a solicitar al Ministerio Público que verifique “in situ” lo que ha sucedido en un radio de 2 kilómetros. Se calcula que son más de 100 árboles los que han sido talados”, aseveró el Dr. Huanca Molero.
Por su parte, el gerente municipal Carlos Zuloeta indicó que esta tala de árboles no ha sido autorizada por la municipalidad provincial. “Estamos preocupados por el ecosistema, próximos a una planta que quema bastante petróleo y genera dióxido de carbono; por ello hemos pedido al procurador municipal que haga la denuncia por daño ecológico”, señaló.

Texto: Gabino Turpo Mamani
redaccion@editoramultimedios.pe

Edición digita