CAMANÁ. Los fuertes ventarrones y oleajes anómalos registrados hoy por la mañana en el litoral sur peruano obligaron a algunos centros educativos de Camaná a terminar el dictado de clases más temprano de lo habitual.
Uno de ellos fue el colegio Sebastián Barranca; en este plantel, los estudiantes regresaron a sus casas al promediar el mediodía. Una presunta alerta de tsunami sumada a la presencia de los fuertes ventarrones propiciaron que la dirección devuelva a los escolares a sus hogares.
La Ugel Camaná remitió por las redes un comunicado en el que aclaraba que la alerta de tsunami era falsa; sin embargo, daba libre albedrío para que los directores de los planteles, suspendan sus labores para salvaguardar la integridad de los educandos.
Los fuertes ventarrones pusieron en alerta los comités de Defensa Civil. La comuna de Samuel Pastor monitoreó el comportamiento del fenómeno en su jurisdicción. No se registraron daños.

 

Foto RPP referencial

fleming
inmobiliaria

Edición digita

Publicidad