CERCADO. Pese a que hace cinco años todas las vías del Centro Histórico y área monumental fueron declaradas como zonas rígidas por la comuna provincial de Arequipa, las calles siguen siendo utilizadas como estacionamientos. Solo durante los operativos de marzo y abril de este año, la Policía de Tránsito (Poltran) de Arequipa puso 528 papeletas a vehículos que se estacionaron en espacios prohibidos del Cercado. Según los reportes de la Poltran, las calles más problemáticas son 28 de Julio, San Juan de Dios, Álvarez Thomas, Pizarro, Deán Valdivia, San Camilo, Bolívar Sucre, Consuelo, Villalba y Santa Catalina.
Durante la mañana y tarde los extremos derechos e izquierdos de estas vías están invadidas por filas de automóviles particulares y taxis que impiden el tránsito de otras unidades motorizadas. En horas punta, los agentes de la Poltran también tienen problemas en la avenida Salaverry (Ormeño) por la presencia de miniváns informales que se estacionan al costado de la pista para recoger pasajeros que se dirigen a Hunter y Tiabaya.

En los alrededores del centro comercial La Barraca los conductores estacionan en ambos lados de la vía.

En los alrededores del centro comercial La Barraca los conductores estacionan en ambos lados de la vía.

Según el especialista en transporte y educación vial Bonifacio Ponce, el déficit de infraestructura y la escasa cultura ciudadana de los conductores contribuye a que no se respeten las zonas rígidas. “Se han puesto líneas amarillas en las calles del centro pero no se han creado parqueos en zonas estratégicas para que la gente no deje su carro donde sea. Además, como los operativos no son permanentes, los conductores siguen sin acatar las normas y obstruyen el flujo vehicular como si nada”, indica Ponce.
Por estas razones, las multas G-47 (estacionar en lugares que afectan la fluidez del tránsito) y G-40 (estacionar en zonas rígidas) son las más frecuentes en la ciudad. En 2015 se colocaron 21.175 papeletas de estos dos rubros, las cuales representan el 34,5% del total de infracciones colocadas por la Policía. Además, según las estadísticas de la Poltran, que Ponce ha recopilado y sistematizado en su libro “Impacto del tránsito en Arequipa”, entre 2011 y 2015 se colocaron 35,426 multas G-40 y 37,709 papeletas G-47.
De acuerdo a la investigación de Ponce, la declaratoria de zonas rígidas no ha generado que los choferes sean más cuidadosos. Entre 2015 y 2010 (antes de la promulgación de las ordenanzas) el número de infracciones por estacionar en áreas prohibidas se incrementó en más de 331%.

Este vehículo se estacionó en la avenida Ejército por más de 15 minutos.

Este vehículo se estacionó en la avenida Ejército por más de 15 minutos.

LETRA MUERTA

Hicimos un recorrido para comprobar en qué sectores del Centro Histórico no se respetaban las zonas rígidas. El miércoles a las 10:43 a.m. en la última cuadra de la calle Juan Velasco Alvarado, frente a la puerta lateral de la sede de la comuna provincial en El Filtro, había una decena de carros estacionados y cinco motos. A las 10:47 a.m. en la puerta principal había una fila de taxis pese a la presencia de una inspectora de la Gerencia de Transportes. Incluso, uno de los taxistas se estaba afeitando mientras tenía su unidad bloqueando el paso.
El jueves a las 12:50 p.m. la vereda izquierda de la tercera cuadra de la calle Moral estaba llena de carros. Un conductor de un Toyota aprovechaba la ausencia de policías para tomar una siesta, y el chofer de un bus de turismo ocupaba la mitad de la estrecha vía, mientras esperaba que su grupo de visitantes terminara de conocer la Casa del Moral.
PROBLEMAS EN YANAHUARA
Desde 2012, también se establecieron como zonas rígidas las vías del área monumental de Yanahuara. Según Larry Carbajal, jefe de tránsito de la municipalidad de Yanahuara, las calles en donde más vehículos se estacionan son Misti, Quesada, Lima, Francisco Mostajo, Lima, Jerusalén, Ampatococha, Tronchadero y Antiquilla. “Los comercios a lo largo de la avenida Ejército son un imán para los vehículos. No solo estamos hablando de clientes, sino de trabajadores. Solo en los últimos dos años se han inaugurado 28 tiendas y un edificio con 72 oficinas”, indica Carbajal.

 

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
jmalpartida@editoramultimedios.pe

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral