CIUDAD NUEVA. Increíble. Una agente de la Policía Nacional recibió un puñete y una patada de un varón intervenido, pero el agresor fue liberado horas después por el fiscal Edgar Laurente. Alrededor de las 05:00 horas del martes la suboficial PNP Rosa María Cano Martínez (30) era operadora de un patrullero policial de la comisaría Ciudad Nueva y vigilaba las calles del distrito. Cuando el patrullero pasó por la avenida Internacional, en inmediaciones del colegio Mariscal Cáceres, dos varones aparecieron con actitud sospechosa, por lo que los agentes decidieron intervenirlos para su control de seguridad. Uno de los varones fugó corriendo, mientras que el segundo logró ser sostenido por la policía. Este varón indicó no poseer documento de identidad, por lo que se le indicó que sería trasladado a la dependencia policial. Según información policial, el intervenido, identificado como Juan Carlos Díaz Vargas, natural de Lima, sujetó a la policía por su chaleco antibalas y la arrojó al suelo, pero la agente no se amilanó y sostuvo al varón, evitando su fuga. En respuesta el intervenido le dio un puñete en un hombro y una patada en una pierna, pero ni así logró escapar, siendo trasladado a la comisaría por el delito de violencia y resistencia contra la autoridad. La policía Rosa Cano fue trasladada al Instituto de Medicina Legal, donde el médico Daniel Cueto Ramírez la diagnosticó con una equimosis y tumefacción en el antebrazo izquierdo, escoriación en el lateral y rodilla de la pierna derecha. La policía terminó con hematomas y su uniforme reglamentario empolvado. Sin embargo, a la 01:00 horas del día siguiente el intervenido fue liberado, como se detalla en un documento firmado por el fiscal adjunto provincial Edgar Laurente Mamani.

Tinajani2017
El Abasto

Edición digita

El abasto2