GREGORIO ALBARRACÍN. Dos chilenos asaltaron a un taxista de la empresa Torval y le robaron su vehículo, sin embargo, unos 30 choferes lograron capturarlos y les dieron un castigo ejemplar, azotándolos con sus correas. Los extranjeros fueron identificados como Dilan Escobar Cortez (18) y Alejandro Arredondo Runa (18), naturales de Chile, quienes terminaron con marcas de correas en la espalda y golpes de puño en la cabeza y el resto del cuerpo. Alrededor de las 02:30 horas de ayer, el taxista Franklin Maquera Lupaca (25) estaba terminando su jornada laboral y se había quedado dormido en su taxi de la empresa Torval, estacionado en la avenida Los Poetas del distrito Gregorio Albarracín. El taxista indicó que un varón le puso un objeto que parecía una pistola en el pecho mientras otro lo sacó de su auto quedándose con la llave de contacto, aprovechando su desconcierto. El joven taxista se quedó fuera de su auto y trató de alzar piedras para defenderse, pero los extranjeros arrancaron y partieron velozmente con rumbo desconocido. Franklin Maquera comunicó del robo a la central de radiotaxi Torval e inmediatamente unas 30 unidades buscaron su taxi, que es un auto marca Chevrolet, modelo Sail, de color plateado, con placa de rodaje Z2F-236. Los taxistas ubicaron el auto en movimiento y lo persiguieron desde el cono sur de la ciudad hasta la asociación Los Nardos del centro poblado Augusto B. Leguía, donde en una maniobra para huir, los ladrones chocaron el auto frontalmente con un sardinel. Los taxistas sacaron a los dos ladrones arrastrándolos hasta un sector descampado donde los golpearon y azotaron con correazos hasta la llegada de agentes de Radiopatrulla, que salvaron a los chilenos de una masacre. Dilan Escobar Cortez y Alejandro Arredondo Runa fueron trasladados al servicio de Emergencia del hospital Hipólito Unanue, donde recibieron atención médica y luego fueron custodiados al Departamento de Prevención de Robos Vehiculares en calidad de detenidos. El taxi del agraviado quedó con dos llantas reventadas y la parte frontal destruida debido al choque, además los ladrones habían arrancado la memoria interna y la antena junto al puente donde está instalado el casquete. Según agentes policiales, algunos extranjeros están delinquiendo en la ciudad robando o intentando pasar billetes falsos en los comercios. Con este último caso se comprueba que no solo turistas de otros países llegan a Tacna sino también delincuentes.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral