Puno. Tras la audiencia que dejó en suspenso la libertad de Gary Quispe Ticona y Kevin Echevarría, un numeroso grupo de amigos y familiares, desafió a la autoridad impidiendo el paso de la unidad del INPE que trasladaba a los acusados, y posteriormente, protestaron frente a la comisaría de Puno en medio de duros insultos dirigidos a los policías.

En medio de la protesta, la madre de Gary protagonizó una triste escena de llanto, pues cerca al día de la madre, no estará cerca de su vástago. “Solo pido justicia para  mi hijo”, dijo  sollozando.

Esto ocurrió cerca al mediodía (ayer) en las cercanías de la sede del Poder Judicial luego de la audiencia que decidió el pedido de revocar los dos meses de prisión preventiva impuestos sobre los procesados.

La defensa de los muchachos argumentó que la medida preventiva es exagerada, pues ellos tienen arraigo familiar, difícilmente pueden dificultar la labor de la justicia y si bien no tienen trabajo, ellos estudian como varios jóvenes de su edad.

Al  final de la audiencia, el juez  decidió reservar su decisión que será notificada en el plazo de 72 horas.

Juan Carlos Flores.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui