Día D en Brasil. El Supremo Tribunal Federal (STF), máxima corte de Brasil, rechazó hoy el recurso presentado la víspera por el Gobierno de la presidente Dilma Rousseff para intentar detener el proceso que este miércoles puede suspenderla del cargo durante 180 días y llevar luego a su destitución.

Asimismo, el Senado brasileño inició hoy la sesión en la que definirá si la presidenta Dilma Rousseff será sometida a un juicio político que puede poner fin a su mandato por violar normas presupuestarias.

Si una mayoría simple de los 81 senadores vota a favor de iniciar el proceso, la mandataria será suspendida de su cargo por hasta seis meses y asumirá el poder su vicepresidente, Michel Temer.

Las acusaciones contra Rousseff se fundamentan en unas maniobras fiscales irregulares en las que el Gobierno incurrió en 2014 y 2015 a fin de maquillar sus resultados, que incluyeron la omisión de multimillonarias deudas con la banca pública.

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad