La única paciente con rabia humana peruana que es atendida en el hospital Carlos Seguín Escobedo fue desconectada de las máquinas que le permitían respirar, así lo informó el gerente de EsSalud, Fernando Farfán.
La mujer M.C.C de 28 años, infectada con el virus de rabia en agosto del 2015, hoy puede moverse y comer sola, pero va a tener secuelas neurológicas, por eso sigue en observación.
Farfán pidió a su familia más apoyo y confirmó que el bebé de la paciente no fue contagiado de rabia.

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad