CERCADO. Este 2016 la economía regional comenzó a recuperarse, principalmente, por el crecimiento de la actividad minera. De acuerdo al más reciente boletín de indicadores económicos de la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA), en el primer bimestre del año la producción de cobre en la región Arequipa se incrementó en más de 150%, en comparación al mismo periodo del año pasado. A febrero de 2015 la producción del metal naranja fue de 31 mil 451 toneladas métricas finas (TMF); en los primeros meses de este año se obtuvo 78 mil 724 TMF de cobre.

Las obras públicas ejecutadas por los gobiernos locales también inyectan recursos a la economía regional.

Las obras públicas ejecutadas por los gobiernos locales también inyectan recursos a la economía regional.

De esta manera, Arequipa se ha consolidado durante los primeros meses de 2016 como la región productora de cobre más importante del país (según el Ministerio de Energía y Minas la región concentra al menos el 25% del cobre producido en Perú). Esta situación se explica por el inicio de operaciones de la ampliación de la mina Cerro Verde, proyecto que ha permitido que la tasa de procesamiento de cobre se duplique. Para el presidente de la CCIA, Diego Muñoz Nájar, esta tendencia positiva se mantendrá durante el año debido a que la ampliación de Cerro Verde está cerca de alcanzar el 100% de su capacidad instalada.
Cabe mencionar que la producción de otros metales como el zinc, la plata y el oro también se incrementó durante el primer bimestre de 2016, lo que contribuirá al crecimiento de la región.

*****

FACTOR INFRAESTRUCTURA
Otro punto resaltante del reporte de la CCIA es la mejora del gasto público en las municipalidades provinciales y el gobierno regional durante el primer trimestre del año. A excepción de la provincia de Caylloma, todos los gobiernos provinciales optimizaron su gestión del gasto de capital (infraestructura). Por ejemplo, La Unión que en marzo de 2015 ejecutó 5,6% de su presupuesto, en el mismo periodo del presente año tuvo un avance presupuestal de 35,4%. Camaná pasó de gastar 5,8% el año pasado, a 23,2% este año; Castilla ejecutó hasta marzo del presente 21,8%; en el primer trimestre de 2015 solo gastó 5,2%.
La mayoría de las inversiones este año fueron obras de agua y saneamiento, infraestructura vial, eléctrica y, en menor medida, agrícola. Según Muñoz Nájar, el gasto en infraestructura ayuda al crecimiento económico ya que dinamiza la construcción, un sector no primario que genera empleo y fomenta el consumo interno. “La inversión en infraestructura tiene un impacto positivo por varios meses en el PBI, a diferencia del gasto corriente, cuyo efecto se siente al inicio, pero comienza a diluirse en la medida que pasan los meses. El impacto del gasto en infraestructura se siente con mayor fortaleza en el mediano y largo plazo”, indica.

Nuevo Mall Aventura es una de las inversiones de retail más grandes.

Nuevo Mall Aventura es una de las inversiones de retail más grandes.

Por otro lado, el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) – filial Arequipa, Lenie Carpio, señala que lo más recomendable es que en los próximos meses los gobiernos locales inviertan en infraestructura de servicios (carreteras, anillos viales, puertos y aeropuertos) que faciliten el desarrollo del comercio, agricultura e industria. “Arequipa se está ahogando porque los ingresos y salidas a la ciudad están saturados”. Este año se estima que la actividad edificadora aumente 7% en relación a 2015. Según Carpio, además del sector inmobiliario, deberá impulsarse la construcción de hospitales y colegios, inversiones que pueden ejecutarse a partir de alianzas público – privadas.

*****

OTRAS INVERSIONES
El año pasado, el Producto Bruto Interno (PBI) de Arequipa aumentó 4%. Debido al incremento de la producción minera, fuentes como el Instituto Peruano de Economía estiman que en 2016 la economía regional puede crecer 7%. Pese a este panorama optimista, Gustavo Riesco, socio gerente de Aurum Consultoría y Mercado, considera que este año puede haber una disminución en la demanda interna debido a la falta de grandes proyectos de inversión. “Al 2020 existe una cartera de proyectos de inversión en minería y agroindustria por más de US$ 8.500 millones, pero una gran parte de ellos se encuentran a la espera. Por esta razón, las inversiones en el sector retail, al ser más dinámicas, pueden ser una alternativa para no depender solo de la actividad extractiva”, explica Riesco.

 

Texto: Jorge Malpartida Tabuchi
jmalpartida@editoramultimedios.pe

fleming

Edición digita

Publicidad