El Senado de Brasil decidió votar a favor de abrir un juicio político en contra de la Presidenta de ese país, Dilma Rousseff, por acusaciones de maquillaje de las cuentas fiscales. Fueron 55 los parlamentarios que sufragaron a favor del proceso de impeachment, mientras que sólo 22 votaron en contra. De esta forma se confirman los pronósticos que proyectaban un escenario desfavorable para la Mandataria, que se sometió a la votación del pleno constituido por 81 legisladores. Con ello, la jefa de Estado es alejada de su cargo por un máximo de 180 días mientras dura la investigación en su contra y el vicepresidente Michel Temer asume el liderazgo del país de forma temporal.

Edición digita

Canal Universal