Puno. Cansada de esperar más de dos días, una madre de familia acompañados por los miembros del serenazgo y la Policía , ingresó a la discoteca favorita de su hijo, donde lo encontró ebrio.

El hecho se dio ayer alrededor de las 9 y media de la noche en la discoteca Acuarios en la que se encontró a numerosos jóvenes y señoritas, varios de ellos en penoso estado.

Su hijo, lejos de expresar arrepentimiento mostró una actitud cínica a lo que su madre respondió con más lapos

Por su lado personal del serenazgo y la policía intervino a los indocumentados y pidió la documentación respectiva a los propietarios del local.

Yhon Carlos Flores.

fleming

Edición digita

Publicidad