Puno. Cientos de tenientes gobernadores de los distritos de Pomata, Zepita, Desaguadero, Kelluyo, Huacullani y Pisacoma, se trasladaron a Juli, capital de la provincia de Chucuito – Juli, para participar en el acto de ceremonia de izamiento del Pabellón Nacional y la Bandera de Juli.

El objetivo de la concentración de autoridades fue para pronunciarse respecto a los  hechos suscitados  el pasado domingo 8 de mayo sobre un supuesto azote al alcalde Juan Carlos Aquino.

En primer momento Elías Calderón Mamani,  presidente de la Asociación  de Alcaldes de los Centros Poblados de Chucuito – Juli, condenó todo tipo de violencia y llamó a la calma  a los pobladores de Juli.

En su participación el presidente de Unión de Comunidades Aymaras del Perú, Hugo Gabriel  Jilaja, expresó que por hechos ocurridos el pasado domingo, los aymaras estamos mal mirados y conocidos como violentos.

Por su parte, Efraín Marcos Rivera, presidente de la Multicomunal Juan Velasco Alvarado de Zepita;  el presidente de la Multicomunal Kollasuyo, Pablo Félix Sarmiento;  y el presidente de la Central Única de Barrios de Zepita, expresaron y pidieron respeto a la autoridad provincial y  condenaron la violencia desde todo punto de vista.

Por otro lado, la ciudadana Sonia Apaza Sarmiento, del distrito de Desaguadero,  indicó que el actual alcalde Juan Carlos Aquino Condori  se proyecta en el desarrollo de la provincia tal como cumplió en el distrito de Desaguadero en gestionar agua y desagüe y llamó a la calma.

En la Plaza de Armas de Juli, se expresaron decenas de  pobladores entre dirigentes, tenientes gobernadores, pobladores, quienes recalcaron el respeto a las autoridades.

Mientras que los tenientes de Juli sesionan quincenalmente, por lo que la siguiente semana se reunirán en la Plaza de Armas.

 

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui