El congresista y secretario del Partido Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, realizó una conferencia de prensa ante las acusaciones de estar involucrado en una investigación de la DEA por presunto lavado de activo.

El congresista dijo ser inocente y que la fiscalía lo investiga desde el 2014.  “Todo esto es un psicosocial contra Keiko Fujimori. ¿Soy exitoso y quieren que me avergüence por eso? El problema es que soy un provinciano emergente” dijo. Además agregó: “No voy a permitir que manchen mi honor. Iniciaré acciones legales contra los autores de dicho reportaje en nuestro país y el extranjero”

Edición digita

Canal Universal