La candidata presidencial Keiko Fujimori atribuyó hoy las denuncias en su contra por presunto lavado de activos a una campaña de desprestigio de sus contrincantes, entre los que incluyó al actual mandatario, Ollanta Humala y su esposa Nadine Heredia.

 “Sabemos que el combo mix electorero que apoya a mi contrincante (Pedro Pablo Kuczysnki ) está liderado por este gobierno, y ha pasado a modo de desesperación porque la señora (Nadine) Heredia está a punto de ser procesada”, expresó Fujimori en alusión a la investigación por presuntas irregularidades en los fondos del partido Nacionalista que preside la primera dama.

La candidata de Fuerza Popular agregó que el reportaje en el que se indicó que ella había dado 15 millones de dólares a Ramírez para su campaña electoral del 2011 “es tan falso que la propia DEA sacó un comunicado donde decía que no estaba siendo investigada”.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral