Puno. Ante la paralización convocada por los gremios, exigiendo la construcción de las 10 plantas de tratamiento de aguas residuales, para los días 31 de mayo y el 1 de junio, el alcalde de la Municipalidad Provincial de Puno, Iván Flores Quispe, dijo que se le podría dar una sorpresa a la región, toda vez que estos días sostendrá una reunión con el Ejecutivo del Gobierno central para lograr la declaratoria de interés.

Al ser preguntado si respalda esta medida de protesta, que es a favor de los intereses de Puno, dijo que él está impedido de participar en estos actos.

No obstante señaló que para lograr el pedido está coordinando con un congresista.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral