Puno. El miércoles al promediar las 16:30 horas, se produjo un accidente en la obra carretera de Sina Yanahuaya, tramo II, en el sector Pajchani, cobrando la vida de un obrero.

El finado era Esteban Modesto Villa Vicencio Mamani (43), quien realizaba labores de “desquincho” limpiaba la maleza colgado de un arnés con una cuerda; fue arrastrado por un derrumbe que lo revolcó unos 300 metros, en una geografía empinada y accidentada; deja una viuda y cuatro hijos en la orfandad.

Luego del penoso rescate del cadáver, ayer al mediodía se realizó la necropsia de ley, en el Puesto de Salud de Sina, la cual determinó multifracturas, TEC grave y hemorragia interna. Los peones de la obra se comunicaron con Sin Fronteras desde Sina, denunciando que el residente de obra, Ismael Ortiz Justo, no se encontraba en la zona de los trabajos ni en algún piquete de la obra.

“El ingeniero nunca para en la obra, tampoco su asistenta; hoy (ayer) tampoco ha venido. Para calmar a los trabajadores dijeron que vendría alguien del Gobierno Regional, pero tampoco llegaron (18:40 horas)”.

Los trabajos en este tramo carretero han cobrado la vida de cinco obreros y la pérdida de maquinarias sobre oruga que cayeron al vacío.

LA MUERTE COMO EXCUSA

Precisamente ayer, el gerente de Infraestructura, Juan Carlos Blanco Mendoza, fue citado al Consejo Regional junto a otros funcionarios, además del gobernador regional, Juan Luque, pero no se presentó, justificando su inasistencia por un viaje a la zona de Sina, a donde detallaba había fallecido un trabajador. Nuestra fuente nos indicó hasta la tarde no salió de Puno, pues se reunió con sus servidores para tratar problemas de otras obras.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad