Púno. Diversas reacciones están generando en la población y dirigentes la nota de prensa que emitió en su página web el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) donde indica: “Alcaldes no acatan paro en Puno”, a pocos días de efectuarse la paralización de 48 horas en exigencia a la construcción de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) para los días 31 de mayo y 1 de junio.

Cabe indicar que el titular del MVCS, Francisco Dumler Cuya, recibió a siete alcaldes distritales de la región Puno con el objetivo de evaluar el estado de sus proyectos de inversión en los rubros de agua y saneamiento.

Los alcaldes que asistieron son: Cojata (Huancané), Alfonso Ojeda Bravo; Macarí (Melgar), Víctor Morales Ccallaccasi; Conima (Moho), Javier Villasante; Coasa (Carabaya), Olger Eder Chua Huarsoca; San Pedro de Putina Punco (Sandia), Yony Yujra Cañazaca; Caracoto (San Román), Hipólito Lupe Quispe y el alcalde de Quilcapuncu (Puno), Mario Sucasaire Lipe, fueron recibidos por el viceministro de Construcción y Saneamiento, Juan Haro Muñoz.

NO RESPALDARON

Al término de la reunión algunos de ellos afirmaron: “El paro está debilitado porque obedece a intereses propios de algunos dirigentes del distrito de Puno. Nosotros no somos partícipes de esa situación porque respaldamos a esta gestión que trabaja en todo el Perú”, sostuvo el burgomaestre de Cojata. Por su parte, el alcalde de Macarí, Víctor Morales, dijo: “Este paro tiene un trasfondo político y conocemos quienes están detrás de esta convocatoria de paro”.

En tanto, el alcalde de San Pedro de Putina Punco, Yony Yujra manifestó: “El paro es solo de Puno y Juliaca, a nosotros no nos interesa participar”, dijo.

Finalmente el alcalde de Caracoto, Hipólito Lupe, remarcó que su preocupación radica en el desarrollo de proyectos de saneamiento rural, en lugar de dedicar tiempo a medidas de fuerza.

Yura

Edición digita