Puno. De acuerdo al expresado por los dirigentes que participaron en las reuniones de coordinación para llevar adelante el paro de 48 horas (31 de mayo y el primero de junio), la medida de fuerza también se dirigirá contra el Gobierno Regional y varios gobiernos locales.

Hay dos razones. Primero, al pedido principal de dar luz verde al proyecto de las plantas, se sumaron varios pedidos secundarios que se dirigen a los gobiernos regionales y municipales. Segundo, porque para la percepción de muchos dirigentes, ni Juan Luque ni los alcaldes hicieron lo suficiente para conseguir el anhelo puneño.

El dirigente Richard Tipo indica que los alcaldes no informan de sus reuniones en Lima.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui