Activistas a favor de los derechos de los animales aseguran que el gorila que fue ejecutado por personal del zoológico de Cincinnati, Ohio, estaba protegiendo a un niño de cuatro años que cayó en su jaula y no poniendo en riesgo la vida del menor.

Un reciente video muestra el momento en que el gorila de nombre Harambe, de 181 kilogramos (400 libras) de peso, arrastra al niño en varios puntos de la fosa artificial de su jaula.

Hasta el momento el asesinato del gorila ha causado gran indignación entre los visitantes y trabajadores del zoológico. La molestia es compartida por los usuarios de distintas redes sociales.

 

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad