IMG-20160530-WA0002

Puno. Fue el conocido Lino Huamani quien  sostuvo que la entrega de regalos para “comprar votos” es prácticamente el estilo de campaña del fujimorismo.

Cabe recordar que, en la primera vuelta, se mostró un video de Moisés Mamani regalando copas en un evento público, así como llegaron numerosas denuncias que se apoyaron en fotos de sus propias páginas de redes sociales , que indican que regaló cervezas por doquier.

De la misma manera, Kesia Sánchez fue excluida del proceso en  primera instancia por hallarse indicios de entrega de regalos y dádivas. Otras investigaciones periodísticas señalaron  al electo congresista, Lucio Ávila, como infractor de la norma electoral por regalar un toro en una feria ganadera. La denuncia a Keiko Fujimori es el  ejemplo mayor.

SE DEFIENDEN

Luego que se difundió el video donde se aprecia la entrega de tapers cargados de un billete de 10 soles a comuneros del norte de la región, representantes del fujimorismo se apresuraron  a señalar tal noticia como guerra sucia y psicosocial.

El coordinador regional de Fuerza Popular, Elías Colquehuanca, indicó que se trata de un acto de guerra sucia puesto que, según explicó, es muy fácil poner un polo a cualquiera y decir que es un fujimorista, respecto al video filmado que muestra la entrega de tapers. Es un acto desesperado, indicó finalmente.

Oscar Quenaya, como integrante del llamado comando “triple K”, señaló que se trata de un psicosocial preparado por la gente de Verónika Mendoza pues ellos (los fujimoristas), no necesitan regalar dinero en vista de su respaldo electoral en el sur del Perú.

El hermano de Moisés Colquehuanca, indicó que su agrupación no entrega ningún taper pese a que este producto se ha visto frecuentemente durante la campaña en zonas alejadas de la región. En cambio, sostiene que su campaña se ha centrado en entregar un resumen de sus planes de gobierno condensado en un tríptico.

Edición digita

Anuncia aqui
Via Whatsaap