Puno. El segundo día de lucha del paro preventivo para salvar el lago Titicaca fue acatado de manera contundente y cívica por los sectores sociales. Este se hizo sentir desde las 4:00 horas en diferentes provincias de la región hasta las 14:00, con bloqueos en las vías de acceso a las principales ciudades y también en las carreteras que unen la región altiplánica con Bolivia.

Tal como estuvo programado, desde las 10:00 horas, la Plaza de Armas de Puno comenzó a aglomerarse de cientos y luego miles de manifestantes. Los gremios sindicales, bases sociales, vendedores de los mercados, productores truchícolas, maestros, entre otros, coparon el centro de Puno, protagonizando una nutrida concentración donde los principales dirigentes expusieron su rabia contra el Gobierno Central, al cual acusaban de la desidia contra la región Puno, por no cumplir con una promesa tantas veces hecha por el presidente Ollanta Humala, quien anunció la construcción de 10 Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) e incluso cifró su compromiso en 500 millones de dólares.

La protesta se intensificó, pues un día antes, el gobernador regional, Juan Luque y siete alcaldes provinciales, entre ellos los de Puno, San Román, Melgar, Azángaro, Huancané, Moho y Chucuito; que viajaron a Lima para traer una salida a la problemática, no consiguieron nada.

Los colectivos aunaron su rechazo porque ni siquiera fueron recibidos por un alto ministro o el Premier Pedro cateriano, sino el jefe de la Oficina de Diálogo y Sostenibilidad de la PCM, un hombre sin resolución ejecutiva.

Diferentes líderes coincidieron en que ello constituía un insulto al pueblo puneño, que con esperanza entregó a Humala más del 80% de votos para que llegue a la presidencia.

Romel Montesinos Condo, decano del Colegio de Periodistas, consideró que el viajar a Francia sabiendo que Puno paralizaba, grafica lo que esta región significa para él. “Quizas esté preparando su fuga”, gritó en el atrio de la Catedral, ante unas 8 mil personas.

César Tito Rojas, miembro colegiado del Frente de Defensa de la Región Puno, dijo que muy al margen de los resultados, la lucha había sido contundente y permitió cohesionar a la dirigencia que estuvo dispersa.

PARO INDEFINIDO

Anunció que el 11 de junio, en la ciudad de Azángaro se desarrollará una asamblea ampliada donde participan todos los frentes y organizaciones, y allí sera probable que se fije un paro indefinido contra el régimen de Humala. “Esto es una tregua, la lucha recién comienza”, agregó.

TRAIDOR Y OPORTUNISTA

Tito Rojas, no solo amenazó con la medida de lucha, sino que además calificó su embestidura de “poco hombre” por no cumplir con lo prometido. ¡Ollanta es un traidor, un miserable oportunista, vino muy humilde por nuestros votos, con demagogia, como un cobarde que enamora a una dama, pero una vez en el poder, no ha cumplido su palabra. Es un traidor!, enfatizó.

Sostuvo que en estos cinco años de gestión solo ha mecido a la región de Puno, con obras insignificantes. “No nos ha dado nada, solo migajas como la vía Puno – Mañazo     que se cae a pedazos, la autopista Puno – Juliaca que se ejecuta con lobies y corrupción desde la capital”, añadió.

CONTRA ALCALDES

Asimismo, advirtió que las bases no permitirán que el gobernador y los alcaldes que viajaron a la capital vengan como derrotados, y que la sanción popular también va para los cinco congresistas. “Esperemos que hayan hecho algo, que no vengan con las manos vacías, mínimo se debieron encadenar. Lo mismo para los congresistas ineptos, ayer (martes) ninguno acompañó a nuestras autoridades en la PCM; en otras regiones hubieran hecho fuerza, se nos respetaría, ellos también son unos miserables; también el Premier (Pedro Cateriano) que ni se asomó a escuchar nuestros pedidos. El 11 (de junio) serán sancionados por el pueblo”, concluyó.

fleming

Edición digita

Publicidad