Puno. El personal de Aduanas Puno del puesto de control Ojherani, ayer en la madrugada incautó más de 3 mil pares de zapatillas de dudosa procedencia, los que estaban “caleteados” dentro de los sacos de verdura que eran transportados en un tráiler con destino final al vecino país de Bolivia.

El pesado vehículo de placa V1R – 934 que pretendía seguir su camino con dirección a Desaguadero, fue intervenido por los oficiales de Aduanas grupo “B”, en el puesto de control. Trascendió que el piloto, Roberto Balboa Huayta, adujo al personal de Aduanas que el cargamento consistía en sacos de verduras procedentes de la ciudad de Arequipa.

Los oficiales aduaneros distinguieron el nerviosismo del conductor quien entregó las guías de remisión del cargamento de verduras. Es entonces que los trabajadores pretendieron subir y “destolvar” para revisar con detenimiento la mercadería; pero es allí donde el chofer decide abrir la puerta trasera para que los agentes aborden y realizar la revisión física, donde finalmente los oficiales descubrieron que en la parte media del remolque, habían 38 sacos de zapatillas camuflados entre otros costales de verduras. El conductor del gran camión, no alcanzó documentación alguna de este tipo de mercadería.

Entonces varios servidores de la Sunat, comenzaron a descargar los 38 sacos y al abrirlos hallaron calzados de las marcas Adidas, Nike, New Balance, Caterpillar, entre otros.

Esta mercadería de haber  llegado a Desaguadero, pasaría a Bolivia empleando balsas para cruzar el río.

Al lugar llegó el intendente de Aduanas Puno, Iván Flores Cáceres, quien participó de las diligencias.

Según fuentes, estos productos estarían inmersos en el presunto delito contra la propiedad intelectual.

Horas después, el cargamento fue trasladado por los agentes de la Policía Fiscal hacia las instalaciones policiales pertinentes.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui