Los nueve Centros de Emergencia Mujer (CEM) de la región Arequipa han registrado mil 500 casos de maltrato familiar. El 82% de casos son de violencia ejercida contra la mujer, el 16% a los niños y adolescentes y en 2% maltrato a los varones.
El maltrato psicológico sigue imperando sobre la violencia física.
Sin embargo, la coordinadora del CEM de Miraflores, Ruth Gallegos, explicó que si los casos de violencia no han incrementado a comparación de 2015, preocupa que los jueces no consideren las denuncias de violencia psicológica para ser resueltas de inmediato como parte de la ley de flagrancia.
“Ellos consideran que la violencia no podría dejar una afectación significativa para las víctimas, nosotros vemos que la violencia marca de manera determinante la vida de las personas”, explicó.

El Abasto

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui