Puno. Un grave hecho sacudió en el Centro Poblado de Ichu (Puno), pues el joven de 21 años, Juan Pari Percca, fue denunciado por haber abusado en dos oportunidades de la menor N.R.L. de 12 años.

Los hechos se remontan al Año Nuevo 2015, cuando el sujeto, quien trabaja de taxista, abordó a la menor invitándola a dar un paseo en su auto de placa Z2L-625. Mediante engaños pudo trasladarla a las cercanías del hotel “Corazoncitos” donde habría cometido el abuso. Y la niña calló sobre lo sucedido.

En la segunda oportunidad, el sujeto volvió a abordarla. Era mediados de este mes, y la convenció de compartir licor en compañía de un sujeto conocido con el apelativo de “Waly”. En esa ocasión, la imprudente muchacha accedió a trasladarse hasta Ácora junto a ellos. Finalmente, tras embriagarla y abusaron de ella.

Cuando llegó ebria a su casa, fue duramente recriminada por sus padres hasta que confesó los hechos relatados líneas arriba.

La madre de la niña, Betzabé Teresa López, denunció al taxista en Ácora y, ayer por la tarde los agentes de la comisaría de Ichu lo capturaron cuando conducía su auto.

Trascendió que el sujeto dijo con todo desparpajo que tiene una relación con la niña y los hechos son consentidos.
Sin embargo, tal como ilustra, el abogado penalista Rodrigo Gonzales, cuando se trata de menores de 14 años, no hay asentimiento posible para mantener relaciones sexuales, por lo tanto, todo contacto carnal entre mayor de edad y una niña de 12 años, se considera violación sin excusa.

 

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral