Puno. Un voraz incendio consumió prácticamente todo el pastizal seco del cementerio Yanamayo y dejó la parte norte del terreno totalmente calcinada.

El hecho ocurrió cerca al mediodía. Según testigos, el fuego se inició en el sector de las tumbas para niños. Se especula que todo se inició debido a una vela encendida dejada por algún deudo.

A partir de esa llama, en menos de media hora, la mitad del terreno ardió con el saldo conocido. No hubo heridos ni daños considerables, aunque algunas cruces y árboles de la parte norte quedaron parcialmente quemadas. Finalmente, los bomberos controlaron el incendio.

vitplanet

Edición digita

Buscas casa

Publicidad