CERCADO. En el primer round del pasado 10 de abril, cuatro provincias arequipeñas se habían pintado de naranja: Condesuyos, Castilla, Camaná y Caravelí. En el segundo round del último domingo, Fuerza Popular solo tuvo el respaldo de una de ellas y Peruanos por el Kambio arrasó en el resto.
Esta vez Pedro Pablo Kuczynski aplastó por casi el doble de votos a Keiko Fujimori. Al 99.3% de actas contabilizadas por la Onpe, en la región fueron 563.822 (67.5%) los que votaron por Peruanos por el Kambio (PPK), frente a 270.713 (32.4%) a favor de Fuerza Popular (FP).
Cabe recordar que en la primera vuelta Verónika Mendoza (Frente Amplio) había ganado en 3 provincias: Islay, La Unión y Caylloma. Kuczynski solo en la provincia de Arequipa, y Fujimori en las otras 4 provincias, las más alejadas de las urbes.

Keiko Fujimori ganó en Caravelí de forma avasalladora

Keiko Fujimori ganó en Caravelí de forma avasalladora

LEJOS DE LA URBE
El último domingo, la provincia de Arequipa fue la que marcó mayor distancia entre ambos contendores. El 70.5% (467.962 votos) decidió por Kuczynski. Fujimori se quedó con 195.305 sufragios, que representan el 29.44% (ver cuadro).
Cabe recordar que durante la primera vuelta, con 11 candidatos en carrera, esta provincia tuvo a PPK en primera lugar con 184 mil sufragios, seguido de Verónika Mendoza (143 mil votos) y en tercer lugar Fujimori con 130 mil electores.
La diferencia fue también importante en Islay. En esta provincia PPK obtuvo 22.891 votos (68.52%). Fue el doble de los que obtuvo Fujimori: 10.515 (31.47%). En la primera vuelta, los isleños apoyaron a Verónika Mendoza y en segundo lugar desplazaron a Fujimori.
En la provincia de Caylloma también se marcó distancia. El 63.23% (32.707 votos) fue para PPK. Fuerza Popular logró 19.013 votos, que significa el 36.76% del total de sufragios. Aquí también ganó Verónika Mendoza en la primera vuelta.
“Si bien Keiko Fujimori llegó hasta esta provincia, la población no creyó en su mensaje. El discurso de Mendoza fue más contundente”, refiere el politólogo Gonzalo Banda Lazarte.

Cerca de 5 mil votos siguen en mesa

Cerca de 5 mil votos siguen en mesa

Similar situación se registró en Castilla, donde Fuerza Popular quedó rezagada con el 41.64% (7.817 votos) frente a 58.36% (10.956 votos) logrado por PPK. El pasado 10 de abril, Mendoza logró llevarse la victoria en esta alejada provincia.
No obstante, en otras provincias de la región la distancia fue más estrecha. En Camaná, por ejemplo, el conteo estuvo ajustado. PPK salió airoso con 50.93% (18,046 votos) y Fuerza Popular obtuvo 17.384 (49.06%). Mendoza también había ganado en la primera vuelta. “Camaná es un bastión fujimorista. Me sorprende que haya ganado PPK. Me atrevo a pensar que fue producto de la campaña de Sergio Dávila (exalcalde y electo congresista”, agrega Banda.
En Condesuyos, PPK logró ganar por menos de 300 votos de diferencia. PPK alcanzó 51.95% (3.846 votos) frente al 48.04% (3.557 votos) conseguido por Fuerza Popular. Fujimori había ganado en esta provincia por 200 votos a Mendoza el pasado 10 de abril.
La provincia de La Unión también se decidió por PPK, quien logró 3.065 votos, que representa el 53.33%, ante un 2.682 (46.66%) de Fuerza Popular. Era Mendoza quien había marcado distancia en esta provincia con 2.408 votos en la primera vuelta.
Sin embargo, solo Caravelí tuvo un contundente apoyo a Keiko Fujimori. En la primera vuelta ya había ganado en esta lejana provincia. El último domingo, PPK tuvo que conformarse con 4.349 votos, que solo representan el 23.14% de sufragios totales. FP arrasó con 14.440 votos que alcanzan el 76.85% del total de sufragios emitidos. “Podemos darnos cuenta que la gran mayoría en Caravelí se identificaron con Fujimori por la gran promesa a la minería informal”, asevera Banda.
El especialista no cree en el “endoso” de votos (ceder sufragios), empero, considera que el mensaje de Verónika Mendoza de apoyar a PPK fue vital para la victoria en los sectores rurales.

Texto: Boris Quispe Flores
bquispe@editoramultimedios.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral