Día de miércoles

La ajustada diferencia entre PPK y Fuerza Popular tiene otra lectura: es que si pudiéramos ponerle un nombre a la segunda vuelta, sería el de: “Todos contra Keiko”. Porque cual “San Martincito” gringo, PPK logró juntar a: emerretistas-proto senderistas-comechados-tránsfugas-ambientalistas-defensores del tercer sexo-enemigos gratuitos del apellido Fujimori-Ecotevas-Moraditos-Oliveristas-Plagiadores Acuñistas-Nadinistas- etc. Todos contra Keiko; y solita la chinita, sin aliados, sin marchas “gigantescas y populares”, tuvo semejante votación.

Y ahora, yo no sé de qué podrían hablar, por ejemplo: el excura Arana con Mercedes Aráoz. Tampoco se me ocurre, esos diálogos en la puerta del infierno entre el recientemente liberado terrorista Peter Cárdenas Schulte, con Gino Costa. Y es que ahora, los comunistas aupados –momentáneamente- con Verónica Mendoza, le pasarán la factura; y ellos nunca dan puntada sin nudo. Además, cual vocera in péctore, ha salido la antiminera Marissa Glave, para decir que están en otra opción. Es ya una amenaza velada.

Entonces, cuando los comunistas, y otras yerbas, le quieran imponer legislaciones antiempresariales, antimineras, antibancos, antitodo lo que signifique el desarrollo del “neoliberalismo-malo-cochino-puaf”, PPK que es un liberal puro, sin cruce, va a necesitar un soporte congresal que no lo tiene. ¿Irá entonces a conversar con el partido de narcos, torturadores, esterilizadores? ¿Qué le dirá a Keiko? ¿Que los insultos prodigados casi con motobomba fue “sin querer, queriendo”?

“Mi admonición hecha sobre que la morralla que llevó Keiko al Congreso, sobre todo que sus impresentables por Puno, nunca iban a defenderla públicamente, se cumplió”

Entonces los ultristas, que están metidos en cuanta organización sindical existe en el Perú, como de los profesores y trabajadores de la administración pública, van a exigirle que se derogue la Ley Servir, se estaticen todos los servicios públicos, se prohíba la inversión privada en educación; se estaticen los yacimientos mineros, se prohíba la inversión extranjera con el cuento bobo de que “mamita, que miedo, vienen los chilenos” ¿Qué va a decir PPK? Porque eso es lo que sus coyunturales aliados contranatura se lo van a sacar en cara. ¿O creen Uds. que por la divina providencia –para los que creen en Dios- bajará un albo ángel con ramas de olivo y los consagrará a todos al sagrado sepulcro? Oigan, el tema del poder es demoníaco, es sección infierno. Así que no se hagan a las vírgenes del pueblo, a los estrechos.

Mi admonición hecha sobre que la morralla que llevó Keiko al Congreso, sobre todo que sus impresentables por Puno, nunca iban a defenderla públicamente, se cumplió. Y eso demuestra que pese a todos los años, no pudo hacer una decantación, para quedarse antes que con un “partido de masas, un partido de cuadros” (la frase es de Lenin). Una vez más, el perdedor resultará gobernando; antes fue por la falta de plan de gobierno (Alan gobernó con el Plan de Lourdes, y Humala, con cualquier cosa), hoy será porque no tiene mayoría congresal. Salvo que quiera disolver el Congreso, entonces la sombra maldita del autogolpe lo perseguirá, porque un hombre es esclavo de sus palabras, pero la tentación totalitaria es más grande que las buenas intenciones.

 

 

fleming

Edición digita

Publicidad