Este viernes, miles de fanáticos dieron el último adiós a la leyenda del boxeo Muhammad Ali. Un masivo cortejo fúnebre comenzó en su ciudad natal de Louisville, encabezado por la carroza que lleva los restos de la leyenda del boxeo mundial a través de calles atestadas de gente.
Algunos espectadores llevaban pancartas y flores, otros coreaban el nombre del tres veces campeón mundial de los pesos pesados, que murió la semana pasada a los 74 años.

En los funerales estuvieron presentes los nueve hijos de Ali, su esposa, dos de sus exesposas y otros miembros de la familia, además del excampeón mundial Mike Tyson, el actor Will Smith y otras figuras.
La caravana avanzó sobre la casa donde Muhammad vivió de pequeño, además por el gimnasio donde aprendió a boxear  hasta llegar al cementerio Cave Hill.

Yura

Edición digita