Juliaca. Al parecer el refrán “A quien a hierro mata a hierro muere”, se está aplicando en poderosas organizaciones criminales en la ciudad pues la madrugada de ayer un varón fue asesinado de un balazo en la cabeza.
El extraño caso de un posible ajuste de cuentas ocurrió en la esquina de los jirones Moquegua e Ingeniero Aro Flores, en la urbanización Los Ángeles, cuando los vecinos dieron cuenta al personal de Serenazgo y agentes especializados de la Policía Nacional del Perú, del hallazgo del cadáver de un hombre, ensangrentado, tirado en la esquina.
Con más de cuadro horas de retraso llegaron al lugar, cerca a las 8:30 horas, el fiscal provincial de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Juliaca junto al médico legista, para iniciar las diligencias de ley.
Peritos de Criminalística de la PNP, notaron que el cadáver presentaba un orificio de proyectil de bala con entrada y salida en la parte occipital del cráneo, lo que provocó la muerte instantánea del varón.
Además, se pudo recoger un proyectil de plomo deforme en el lugar, notando que la víctima no tenía zapatos, billetera ni teléfono.
El fiscal dispuso el internamiento del cadáver en la morgue del Instituto de Medicina Legal.
LO IDENTIFICAN
Los policías identificaron el cadáver del varón, quien sería Alexander López Calsina (25).
Se presume que la víctima pudo haber estado por algunos night clubs que se funcionan por el lugar, y que fue abordado por hampones quienes lo asesinaron de un tiro en la cabeza.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap