Juliaca. Una mujer que fue intervenida por chocar contra un mototaxi y encontrarse en aparente estado de ebriedad, ocasionó destrozos en comisaría y terminó mordiendo y golpeando a policías, hoy se encuentra libre y ahora podría denunciar a los efectivos por supuestamente haberla agredido.
El extraño caso ocurrió la tarde del pasado 4 de junio, cuando Rocío Magaly Ávalos Zapana (33) conducí su vehículo de placa de rodaje Z3Y-052 cuando habría chocado contra una mototaxi por alcance, cuando un efectivo de tránsito se aproximo para solicitar sus documentos se percató de que la mujer tendría aliento alcohólico siendo llevada a la comisaría PNP.
Ávalos Zapana, quién se encontraba con su menor hija de 9 años se negó a salir de su vehículo empezando a insultar a los policías y a la SO3 Delia Beatriz Calderon Tuso le dió un golpe en su casco haciendo que cayera al piso. Luego de varios minutos la enfuerecida mujer mordió la mano del un efectivo, después pateó en el ppecho a una policía y causo destrozos en la dependencia policial. Extrañamente la mujer fue dejada en libertada a pesar de ser acusada por dos delitos peligro común y violencia y resisitencia a la autoridad.
Se conoció que Ávalos Zapana, habría intentado denunciar a los policías por robo pero existía la acta de entrega de sus pertenencias recogida por su abogado, y ahora lo haría por lesiones ya que existe el certificado del médico legista, pero estas lesiones fueron hechas por ella.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral