Perú provocó un terremoto en EEUU. Con angustia, sufrimiento, pero con la garganta en el pecho, la selección peruana realizó una proeza en la Copa América Centenario: superó 1-0 al gigante Brasil, con gol del atacante Raúl Ruidíaz y lo eliminó del certamen.
De esta manera, los dirigidos por el argentino Ricardo Gareca, accedieron a los cuartos de final jugando en el Gillette Stadium de la ciudad de Boston- Estados Unidos.
Un tanto polémico que el árbitro uruguayo Andrés Cunha, junto a su terna, consultaron a través de la tecnología de punta; situación que tardó minutos en validarlo y alargar el sufrimiento en una inmensa alegría de 30 millones de peruanos.
Tras la apertura del marcador, Brasil se fue con todo al arco de Gallese en busca de la paridad. La blanquirroja, que mejoró su actuación en el segundo tiempo con respecto al primero, esta vez si defendió con uña y dientes la mínima ventaja.
Tal como hace 31 años, Perú dejó en el camino al scrach. En aquella ocasión lo hizo por sorteo, ahora lo hizo con un juego cauto defensivamente y apostando a la velocidad en contragolpe. Ahora Perú tendrá como rival, en cuartos de final, con la selección de Colombia, segundo puesto en el grupo “A”.

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap