Un hombre que al parecer abrió fuego y que había tomado rehenes dentro de un supermercado Walmart en Texas, Estados Unidos, murió al ser abatido a tiros por la policía, informó la policía de la localidad estadounidense de Amarillo

Según el reporte policial, el sospechoso estaba dentro del supermercado y que fue baleado luego de que unidades especiales entraran en el lugar.  El sujeto se había atrincherado durante unas dos horas en lo que los efectivos llamaron un aparente “incidente laboral de tipo violento”.

Pese a que aparentemente habría disparado su arma en el momento de la toma de rehenes, ninguno resultó herido o muerto, indicó la policía.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral