Alrededor de un millón 700 mil personas padecen de depresión en el Perú y, aunque el número de casos no deja de crecer en todas las edades, la mayor parte de la población no lo ubica como un problema grave, pese a que sus efectos pueden ir desde un daño neuronal hasta la muerte a causa del suicidio.

Así lo informó el director general del Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado-Hideyo Noguchi, Humberto Castillo Martell, quien enfatiza que los trastornos mentales no son respuestas inmediatas a las circunstancias que uno está viviendo.
“La mayoría de trastornos tienen primero una base genética. Existe una cierta predisposición en algunas personas a sufrir un trastorno o no. Luego están los trastornos asociados al estrés. Cuanto más temprano es este, más severas son las consecuencias”, indicó.

vitplanet
inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad