TACNA. Con apenas un año y seis meses en los cargos, ya son varias las autoridades que podrían estar incluidas en un proceso de revocación, recurso establecido por el Jurado Nacional de Elecciones para retirar del cargo por decisión popular a las personas elegidas democráticamente. Aunque las ventas de kits se iniciaron apenas el pasado 1 de junio, según información a la que tuvo acceso Sin Fronteras hasta la fecha ya son seis las solicitudes que se presentaron ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) para la compra de los formatos que permitan iniciar la recolección de firmas con miras al proceso revocatorio. Entre las autoridades cuya revocación se solicitaría se encuentran el gobernador regional Omar Jiménez Flores, el vicegobernador Guzmán Fernández Delgado, cuatro consejeros regionales, los alcaldes provinciales de Tacna, Luis Torres Robledo; y de Jorge Basadre, Manuel Oviedo Palacios, además de los burgomaestres distritales de Gregorio Albarracín Lanchipa, Mario Ruiz Rubio; y Alto de la Alianza, Jesús Chambilla Gutiérrez. Los expedientes se compraron por separado, y de acuerdo a la información proporcionada en ninguno de los casos se habría repetido el solicitante.

MOTIVOS Según los procedimientos establecidos por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), lo primero que debe hacer el revocador es presentar un expediente en el que se incluyan los hechos que fundamentan el pedido. Aunque las razones para revocar a una autoridad no deben ser probadas, el organismo electoral sí precisa que las razones deben ser distintas a las causales de suspensión o vacancia. Entre la razón más aludida se encuentra el incumplimiento de promesas electorales y los falsos ofrecimientos hechos durante la campaña electoral.

PASOS Una vez adquirido el kit de revocación, el solicitante deberá comenzar la recolección de firmas en los planillones entregados por la ONPE. Para que se lleve a cabo la consulta popular deberá lograrse la adhesión del 25 % de la población electoral del distrito, provincia o región en la que desarrolla el mandato de la autoridad que se pretende revocar. Todas las firmas que se recolectan pasan por un proceso de verificación que se encuentra a cargo del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec). De ser el caso, la consulta popular se realizará en junio de 2017, en una fecha que aún no está definida por el Jurado Nacional de Elecciones. La revocación de la autoridad será posible si por lo menos el 50 % de los electores acude al sufragio y el 50% más uno de los votos válidos están de acuerdo con retirar del cargo a la autoridad.

fleming

Edición digita

Publicidad