Una batalla campal en base a pedradas y botellazos fue la que se desató ayer en la mañana entre los vecinos de las asociaciones Bella Tanqara y Chejoña, en los terrenos húmedos del sector Chejoña, a la salida a Puno. Trascendió que el enfrentamiento se desarrolló en presencia de 5 policías de Seguridad del Estado, quienes para evitar un mayor costo social, tuvieron que realizar disparos disuasivos al aire. Ellos en la gresca terminaron con leves heridas. Sin embargo, uno de los asociados terminó con la cabeza rota luego de recibir un piedrazo.
Trascendió que el presidente de la asociación Bella Tanqara, Alfredo Calderón, y demás, pidieron una constatación policial debido a que la parte contraria estaría usurpando terrenos en donde venían construyendo viviendas rústicas desde las 5:00 horas de ayer.
Por disposición del fiscal de turno, los uniformados de Seguridad del Estado, acudieron a efectuar la constatación policial donde minutos después de llegar, un grupo de vecinos de la asociación Chejoña, habrían impedido llevar a cabo la diligencia de la PNP puesto que una batalla entre ambos grupos se tornó peligrosa. Varias piedras eran lanzadas por todos lados al igual que botellas.
Es así que los policías se vieron obligados a efectuar disparos al aire para disuadir a los revoltosos y de esta manera evitar un mayor costo social.
De pronto un varón identificado como Mario Pacho Llanque (56), retornó de entre la multitud con la cabeza y rostro ensangrentado. Una piedra que surcó los aires le cayó y produjo las heridas.
La constatación policial tuvo que ser suspendida por no prestar las garantías del caso. Agentes de Radio Patrulla y la USE Puno llegaron luego al sector.
SAUL QUEA

Edición digita

Yoga
Anuncia aqui
Via Whatsaap