Ciudad Nueva. Nuevamente un agente policial estuvo en el ojo de la tormenta por un accidente de tránsito. Un patrullero colisionó de manera aparatosa contra un auto particular y el policía conductor estuvo apunto de ser linchado por una turba de unas 200 personas.

El accidente ocurrió alrededor de las 16:00 horas de ayer  en la intersección de dos calles en la asociación de vivienda San José del distrito de Ciudad Nueva.

Por el lugar circulaba un patrullero de la comisaría de Ciudad Nueva, que era una camioneta de color blanco marca Toyota y placa de rodaje PQU-751 que era tripulada por un conductor y un operador encargados de vigilar las calles.

Desafortunadamente el patrullero chocó contra un auto particular de color negro, marca Toyota Yaris con placa V1Y-342 conducido por Edgar Maquera Lupaca, que giró casi 360 grados sobre su eje por el fuerte impacto quedando con la parte delantera destruida.

Tras el accidente decenas de personas rodearon al vehículo policial y con el paso de los minutos unas 200 personas estaban rodeando el patrullero entre vecinos, transeúntes, taxistas y mototaxistas que acusaban al policía conductor de estar ebrio.

El Suboficial de Tercera PNP Apaza quedó atrapado al volante de la camioneta y fue salvado por agentes de la Unidad de Servicios Especiales que llegaron en un porta tropas desde un partido de la liga de fútbol distrital.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral