El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC anunciaron hoy un histórico alto al fuego definitivo, que abre la puerta a un pacto final de paz para acabar con más de medio siglo de conflicto armado.

En un comunicado, el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) informaron que alcanzaron “con éxito al acuerdo para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, la dejación de armas; las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres que atentan contra defensores de derechos humanos, y la persecución de las conductas criminales que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz”.
Según cifras oficiales, el conflicto deja 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,6 millones de desplazados.

La Joya
El Abasto

Edición digita

La Joya alteral