Puno. Cinco delincuentes fuertemente armados ingresaron a una vivienda ubicada cerca a una escuela primaria donde amordazaron, maniataron y golpearon a integrantes de una familia dedicada a la impresión de gigantografías y stiker para carros.
Ellos robaron 2 mil soles, tablet y celulares. Los delicuentes al parecer buscaban un botín de 50 mil soles que la familia horas antes ya habría depositado.
El último martes cerca de las 18:30 horas, Bacilia Ramos Paquita (35), junto a sus tres menores hijos de 16, 10 años y un recién nacido, estaban dentro de su casa ubicada en la primera cuadra del jirón Pilcuyo recibiendo la visita de unos familiares cuando de pronto alguien tocó la puerta. Ella acudió al llamado y cuando la abrió, varios sujetos ingresaron raudamente al domicilio. Uno de ellos inmediatamente apuntó a Bacilia Ramos con una pistola en la cabeza. “No sabía que hacer. Ingresaron sin pasamontañas y solo se las pusieron dentro de la casa. Los demás sujetos también apuntaron a mis hijos y unos parientes, decían que nos quedemos en el piso. Luego apagaron las luces, a mí me vendaron y amordazaron la boca mientras que a mis hijos los ataron de manos y pies. Yo tenía en brazos a mi bebé”, refirió la víctima.

Edición digita

Canal Universal