Un 22 de junio, pero de 1986, durante los Cuartos de Final del Mundial de México ante Inglaterra, Diego Armando Maradona maravilló al mundo con una anotación que quedó guardada para la historia del deporte. Se quitó a cuanto rival le salió por el balón y definió ante un Peter Shilton que fue el mejor espectador, siendo recordada su famosa “mano de dios”

En total, Maradona recorrió 53 metros en 10.6 segundos, superó a cinco rivales a una velocidad media de 18 km, le dio 12 toques al balón para marcar un portento de gol.

 

Yura

Edición digita