Para combatir el frío no sólo es importante abrigarse bien, la herramienta más obvia para no resfriarnos, además es decisivo que nuestra alimentación se adapte a las circunstancias.

De esta manera, los especialistas recomiendan que debemos nutrirnos de alimentos calóricos, que nos sirvan para ir acumulando reservas de energía. En ese sentido, dijo que una alimentación basada en vitaminas, minerales, hidratos de carbono y antioxidantes es sumamente efectiva contra este tipo de males.

Por ello, esta debe incluir tubérculos y cereales. También, el consumo de lácteos, huevos, zanahorias,camotes y vegetales como la espinaca, para reforzar nuestro sistema inmunológico y evitar enfermedades.

Es necesario consumir sopas en todas sus variedades, incluyendo en ellas carbohidratos como la pasta o legumbres de todo tipo, evitando combinarlas con carnes ricas en grasas, ya que al hacerlo desequilibramos nuestra dieta.

Finalmente, en cuanto a las frutas, aconsejó consumirlas deshidratadas, como la manzana, y preparar dulces en base a quinua, trigo y maca, las cuales aportan nutrientes y energía; así como los frutos secos como las nueces, almendras y las aceitunas.

Edición digita

Yoga
Via Whatsaap
Anuncia aqui