Chile volvió a triunfar en una definición por penales para conquistar su segundo título consecutivo de la Copa América, nuevamente frente a una Argentina que llegará a un cuarto de siglo sin levantar un trofeo con su selección de mayores.

Después de 120 minutos sin goles, Chile se impuso 4-2 desde los 12 pasos el domingo en la final de la Copa América Centenario. Lionel Messi mandó su remate a las gradas y no pudo evitar las lágrimas al perder la Copa.

Para la Albiceleste, es la tercera final perdida en años sucesivos y la cuarta desde que el astro del Barcelona juega con la selección mayor: cayeron 3-0 frente a Brasil en la Copa América de 2007, 1-0 contra Alemania en el Mundial de 2014 y ante Chile el año pasado. Cuatro partidos decisivos en los que Argentina no metió un solo gol.

 

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral