Acora. El anunciado paro por la provincialización de Acora sobresaltó a los jefes policiales que llevaron aproximadamente 400 efectivos, entre policías motorizados y equipados, para contener multitudes, apoyados con grandes vehículos que prácticamente tomaron los puntos estratégicos de Acora ante la mirada de los pocos pobladores participantes.
La gran presencia de policías reforzó las sospechas de que son muy bien vigilados de cerca por parte de los dirigentes. El dirigente, Américo Centeno Mamani, presidente de la Central de Barrios de Acora, afirmó que detectaron a numerosos infiltrados desde el día de la llegada de Ollanta hasta ayer que descubrieron a un infiltrado en su reunión. Con esto explicó la desmesurada cantidad de efectivos policiales en la zona.

Los policías estuvieron desde la tempranas horas de la mañana y, hasta el mediodía evitaron cualquier intento de los “piquetes” por bloquear la carretera.

Cerca de la una de la tarde, varios policías apostados cerca del mercado central de Acora se retiraron de la zona. A pesar de todo un grupo de pobladores organizaron una pequeña marcha y bloquearon la carretera momentáneamente.
“Como hoy es el primer día, siempre se evalúa primero, pero esperemos que el segundo día sea más contundente”, dijo Américo Centeno.

Agregó que los dirigentes tienen sus diferencias pero negó que haya fuertes conflictos entre ellos.

Edición digita

Buscas casa

Publicidad