Macusani. Los ronderos de la provincia de Carabaya, que investigaban el extraño fallecimiento de Héctor Luis Mamani Ramos, quien dejó de existir el miércoles pasado, finalmente dieron con el presunto asesino, identificado como Teófilo Mollocondo, quien confesó haberlo matado por celos.
Lo capturaron y tras confesar hoy por la mañana, le colgaron un cartel que decía, “Soy el asesino de Héctor” y lo pasearon por las calles céntricas de Macusani.
El capturado confesó a medias su crimen, contando que vio a Héctor Mamani abrazando a su esposa la noche del martes, día de una festividad local.
De acuerdo a su confesión, luego del desagradable escena, él brindó con su víctima desde las 3: 50 a.m. hasta las 4:40 a.m. cuando se retiró a su casa, pero se dio cuenta que su rival de amores continuaba buscando a su esposa llegando hasta el puente viejo. En ese lugar lo encaró diciéndole: “Cómo vas a buscar a mi esposa, ¿qué es de ti?, ¿tu mujer… qué cosa?; y luego le metí golpe, lo arrastré y le di patadas, luego de eso él seguía caminando y estaba con vida, yo no lo maté”.
MUERTE DE HÉCTOR
El miércoles, después de ser golpeado, Héctor fue completamente ensangrentado a la oficina de serenazgo. Luego se sentó en un sofá quedándose dormido hasta las 5:45 de la tarde. Cuando le tocaron la cabeza no reaccionaba, por lo que fue trasladado a Juliaca donde finalmente confirmaron su muerte. El asesino fue entregado a la fiscalía.

inmobiliaria
fleming

Edición digita

Publicidad