Las personas transgénero podrán servir desde hoy en las fuerzas armadas de Estados Unidos, sin temor a represalias, después que el secretario de Defensa, Ash Carter, anunció el fin de la prohibición que se los impedía.

“Estamos haciendo lo correcto para nuestro pueblo y para la fuerza.  No podemos permitir la existencia de barreras sin relación con calificaciones y que impidan contratar y retener a aquellos que mejor pueden cumplir la misión”, anunció Carter.

El anuncio, producto de un proceso de revisión de casi un año, eliminó el último obstáculo que enfrentaban miembros de la comunidad LGTB para servir en cualquiera de las cinco ramas de las fuerzas armadas, sin ocultar sus preferencias sexuales.

fleming
inmobiliaria

Edición digita

Publicidad