La Plaza de Armas de Arequipa se vio rodeada de cientos de palomas muertas y otras agonizando sobre el césped, lo que generó la indignación de la población, quienes pidieron a las autoridades investigar para dar con los responsables del envenenamiento de las aves.

El personal de limpieza de la Municipalidad Provincial de Arequipa realizó el retiro de las aves, así como de los que estaban moribundos. La municipalidad provincial de Arequipa negó que ellos hayan procedido al envenenamiento.

 

Foto referencial

inmobiliaria

Edición digita

aire acondicionado
Buscas casa

Publicidad