Juliaca. Debido a la inseguridad en zonas de la periferia de la ciudad de Juliaca, vecinos de distintas urbanizaciones optan por la crianza de canes, los que en su mayoría son criados en las calles poniendo en riesgo la integridad de las personas.
Muchos de los canes no tienen el control de sus dueños ya que en su mayoría estos pernoctan en las puertas de sus hogares, incluso en horas de la mañana, según los dueños los animales son principalmente para el cuidado de las casas.
Por tal razón, es habitual ver en la periferia de la ciudad, camadas integradas entre 6 a 7 perros los cuales no cuentan con ninguna vacuna o cuidado, representando un riesgo para las personas que se movilizan por estos sectores.
Vecinos de urbanizaciones como Escuri y Cincuentenario Cancollani, manifestaron que la crianza de perros es por una razón de seguridad ya que el temor de que personas de mal vivir ingresen a sus hogares y se lleven sus pocas pertenencias está siempre presente.
Muchos de estos canes no fueron vacunados o son alimentados con productos que no son adecuados y por tal razón podrían presentar distintas enfermedades, porque otra forma de conseguir sus alimentos es los botaderos de basura.
Todavía en la comuna juliaqueña no hay una norma donde se determine la cantidad de canes que puede criar una familia y de esta forma controlar la sobrepoblación de estos animales ya que la proliferación de canes, según los expertos en el tema, representa un problema de salud para los ciudadanos puesto que los perros en muchos casos tienen enfermedades como la rabia. Además, sus excrementos y aquellos que aparecen muertos en las calles acentúan este problema.
Esta situación también se da por la venta indiscriminada de animales domésticos y salvajes en ferias, sin el previo control de alguna institución y terminan siendo abandonados a medida que crecen.

Yura

Edición digita