Científicos de China acaban de construir el radiotelescopio más grande del mundo para explorar el espacio exterior en busca de vida extraterrestre. El gigantesco telescopio, llamado FAST, tiene el tamaño de 30 canchas de fútbol y fue construido en la provincia de Guizhou, en el suroeste de China, en el espacio de una falla rodeado de un entorno natural que protege el instrumento de perturbaciones electromagnéticas.

 Las operaciones del radiotelescopio FAST están programadas para comenzar en septiembre, y según informa la cadena estatal CCTV de China, su función será “buscar vida inteligente del espacio exterior”. Gracias a sus cerca de 4.500 paneles y sus enormes dimensiones, el que es ya el radiotelescopio más grande del planeta podrá ser utilizado para detectar púlsares a más de 1.000 años luz en el Universo. La construcción del radiotelescopio costó 1.200 millones de yuanes (180 millones de dólares) y tardó en completarse 5 años.

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral