UCHUMAYO. Un vaso de “chimbango de tres higos” es suficiente para embriagar hasta al más experto bebedor y al más ávido catador. Por eso, desde hace 24 años, los pobladores de Uchumayo lo preparan solo para el festival que se realiza una vez al año, en julio. El resto del calendario acostumbran a prepararlo solo de uno o dos higos. “Se le dice así porque el higo macera durante dos semanas. El secreto está en beberlo de un solo sorbo. Si tomas de a poquitos se te sube a la cabeza más rápido. Tres vasos y estás sentado”, cuenta entre risas Mauricia Hurtado de Adriazola, ganadora de 13 de las 24 ediciones del Festival de Chimbango.
Rufino Cáceres Araníbar explica que el sol es la clave para el mejor chimbango. Ellos cosechan el higo entre octubre y diciembre, de los valles de Mollebaya Grande y Mollebaya Chico. Para preparar el chimbango hierven el agua en sus “chombas” (vasijas de barro). Ahí depositan los higos secos. La vasija tiene que estar puesta al sol durante tres días para sacar el “chimbango de un higo”. “Se cuela los higos remojados y se vuelve a depositar otra cantidad de higos secos. Se maceran dos días. Al término sale el chimbango de dos higos”. Para obtener el chimbango de tres higos, se deposita otra cantidad de higos secos. Entonces ha pasado más de una semana.
Esta bebida tradicional, que solo se prepara en Uchumayo, está ad portas de lograr su patente ante Indecopi. La comuna plantea pausterizar el chimbango para que dure semanas y meses. De esa forma, pretende exportar al extranjero este producto.
El alcalde Gilmar Luna precisa que en agosto Indecopi debe aceptar la petición.

 

Texto: Boris Quispe Flores
bquispe@editoramultimedios.pe

El Abasto
La Joya

Edición digita

La Joya alteral